el cometa o deltoide

el cometa o deltoide

Es un cuadrilátero cuyos lados contiguos son iguales dos a dos. Dicen que la música al igual que el baile tiene una base matemática de tiempos y espacios, posiciones geométricas en armonización, por tanto creo que es razonable que también las imágenes muestren esa esencia en su rostro, ya que su proceso cognitivo se desarrolla en el cerebro y se muestra en la figura del bailaor.

Anuncios
Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Bertolt Brecht

Vosotras, cuando llegue el momento en que el Hombre sea amiga /amigo del Hombre..

Ayer acudí a un evento del Col·lectiu d’Artiste de Sants en Barcelona (Catalunya-España) en memoria del escritor y poeta  Bertolt Brecht.

Alemán de nacimiento, fue una persona comprometida con la sociedad libre y la paz. Perseguido por su propio país del que se tuvo que exiliar lucho con la palabra y la escritura, sus únicas armas a favor de las sociedades justas.

Ver la entrada original 237 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

MI CASA séptima

¿Cómo es MI CASA séptima? mi casa es un número cronológico cuando se visualiza la siguiente y las anteriores, cuando se ha tenido conciencia de estar sin casa como las personas “sin techo” o por medio de la hipnosis llegando al momento en que el que fue embrión y continuando la metamorfosis que experimentamos en el útero femenino llega a feto antes del momento justo del nacimiento, pues ésta sería la casa número cero o sin número.
Quizá un matemático pudiera expresarlo con más lujo de palabras; ya que no podemos ser en el número uno o primera posición de algo (en este caso la casa)si no hemos sido nada, ya que todo ser humano nace del no ser o de la nada, una cuestión que nos atañe desde el inicio de la religión y posteriormente la filosofía y tantas otras ciencias que invadieron el conocimiento actual de la humanidad.
MI casa séptima es una performance, es una guarida, es un colegio donde se viene a enseñar y a aprender, y es también una casa de muñecas o lo fue cuando mi hija era pequeña, ahora es un nido vacío casi siempre y un despacho de psicología sin pacientes que atender.
Mi existencia transcurre fuera de ella pues yo no soy ni estoy, es por eso que anteriormente he explicado que vislumbro la siguiente, por eso al salir de ésta, mi casa séptima, puedo verla. Desde dentro no se ve; porque me invade la emocionalidad y para contarlo he de estar fuera de este círculo en el que ahora no me hallo pero conozco.
Tiene cosas que simbolizan otras maneras de consciencia distintas o diversas a lo terrenal: tiene una escalera para subir a su cielo y pintarlo o cambiarlo a su antojo, tiene bicicletas colgadas en sus paredes mirando al cielo también para subir a él, tiene veinticuatro corazones pintados en sus techos y dos estrellas plateadas e independientes que forman un sistema junto a tres mariposas unidas por hilos a una flor roja; y tiene mas, tiene una bombilla gigante encontrada en la orilla del mar, y una guitarra que le enseña su camino, una puerta que le hace consciente de su existencia, libros, maletas, bolsos que recuerdan aventuras pasadas, lámparas que vislumbran un destino mejor, un destino en compañía.

Publicado en Libros | Deja un comentario

Escapar

Me encanta

mi espacio

No quería volver al mundo que dejaba atrás y más aún cuando sigo pensando que a día de hoy según el plan seguiría allí contigo, pero sí, ese plan que había orquestado tenía fecha de vuelta que irremediablemente me aterraba. Y no tanto su cumplimiento como el no poder cumplirlo (mas el primero que el segundo).

Y hoy lejos ya del dilema, qué es pasado a mi pesar e intuyo que al tuyo, pues te amo; sigo en el bucle del mundo, de su análisis. Me quedan recuerdos, sensaciones no vinculantes, deseos no satisfechos. Pero sobretodo el valor de sentirte y sentirme cerca de otro ser profundamente, y eso es importante y es poderoso, puesto que ha ocurrido. Es por eso que lo escribo, no quiero olvidarte, y volviendo al tema que me interesa, quiero ahondar en esos momentos en que pensaba que era una posibilidad quedarme allí y contigo…

Ver la entrada original 78 palabras más

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

la tortuga y la niña

Esta vez la niña contaba con cincuenta años pero soñaba con siete, soñó que era Ana Frank perseguida por los nazis en su última noche. La montaña la atrajo y ella se instaló con un hombre que la acompañaría y que al alejarse de él tomaría el alma de la tortuga, esa tortuga cubierta de arena que no podía hablarle.

Parece inverosímil pero así es, todos los hombres a los que ama esa niña escapan de la conversación cuando se aleja de ellos, y sin querer hacerlo pero el devenir de la vida la obliga. Después de la dura separación quiere aprender, quiere procurarse el conocimiento para que la próxima aventura no vuelva a suceder lo mismo.

En su análisis después de lo acontecido:

-Se insta a no dejar un silencio en la melodía, a llenarlo de palabras que reflejen su pensamiento. “si le hubiera dicho que deseaba quedarme con su soledad”.
-Se pregunta si habrá muerto o si estará moribundo y quiere indagar, quiere saber su presente. Ella tan profunda, quiere saber de su exterior.
-Muy posiblemente en un futuro podría volver a la montaña, así lo piensa, pero no ahora.
-Sabe que se burla de ella su destino y que la empuja a seguir su camino, a seguir escribiendo su libro. Ella no quiere, ella desea pertenecer a esa montaña, quiere ser su amiga desde que sus recuerdos la acompañan, desde que la existencia la contempla.

Publicado en Libros | Deja un comentario

Escapar

No quería volver al mundo que dejaba atrás y más aún cuando sigo pensando que a día de hoy según el plan seguiría allí contigo, pero sí, ese plan que había orquestado tenía fecha de vuelta que irremediablemente me aterraba. Y no tanto su cumplimiento como el no poder cumplirlo (mas el primero que el segundo).

Y hoy lejos ya del dilema, qué es pasado a mi pesar e intuyo que al tuyo, pues te amo; sigo en el bucle del mundo, de su análisis. Me quedan recuerdos, sensaciones no vinculantes, deseos no satisfechos. Pero sobretodo el valor de sentirte y sentirme cerca de otro ser profundamente, y eso es importante y es poderoso, puesto que ha ocurrido. Es por eso que lo escribo, no quiero olvidarte, y volviendo al tema que me interesa, quiero ahondar en esos momentos en que pensaba que era una posibilidad quedarme allí y contigo, esa sensación de pertenencia, de ser, de estar. Oh, cómo extraño!! . Y no es que odie mi realidad, es que la repudio, me rechazo constantemente. No quiero ser y no quiero estar. Mi mundo, mi espacio y mi trinchera me vomitan sin dejar que salga del estómago cada vez que intento salir de ellos, diciendo que mi destino es el que una vez elegí. Me pregunto si mi juventud entonces y mi madurez ahora no estarán enfrentadas.

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

A mi hermano Antonio, fallecido hace dieciséis años

Hoy celebraríamos tu cumpleaños, tendrías cuatro años más que yo, creo que cumplirías cincuenta y uno pero no llegaste a cumplir los treinta y cinco, te marchaste tan joven y tan rápido que apenas pude despedirme; te lloré por mamá, ella ya no estaba pero desde su cielo me alcanzó su tristeza aunque nunca lo supo. Hace unos años, en el dos mil ocho también se fue papá, creo que estaréis los tres allá en el cielo, y cuando veo tres palomitas volar, me lo recuerda. Me acuerdo de ti casi todos los días, tengo un gato que se llama Prince, y siempre se sienta conmigo en el sofá, a veces al tumbarse lo suelo agobiar un poco para que me deje sitio, es entonces cuando te siento ahí conmigo, apostando por el asiento, compitiendo por él, y acompañándonos. Te querremos siempre Antonio, eso fue el epitafio que pusimos en tu sepulcro después de largos meses de reflexión. Este escrito es en tu memoria y para mi recuerdo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Hoy miércoles 12 de agosto del 2015

Buenos días mundo:

Hoy me desperté temprano, mi despertador suena a las ocho y media de la mañana. Es agradable sentirse bien y descansada, tan solo siento una sequedad en los ojos que superaré poniendo gotas hidratantes. Ya me hice el café y escucho la sinfonía 8, 9, 10,12 y 13 de Mozart interpretada por Jaap Ter Lindes de la Academia de Ámsterdam.

Me he puesto a desempaquetar los libros que me trajo mi hija, dos de las cuatro cajas ya están vacías. ¡qué estrés!, libros y libros, que van y vienen, en definitiva libros que vuelven siempre a mí, que estudié, que leí, que disfruté. Libros en los que me detuve, en los que me envolvía, libros que en sus páginas estoy, libros en los que escribí con tinta de sangre mía.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario